Cada tapón tiene su propio sistema de tapado

20 enero 2021

“El tapón es un dispositivo que se usa para cerrar la apertura de un recipiente”. La descripción es simple e inmediata pero detrás de este objeto hay todo un mundo.

Sí, porque el tapón juega un papel secundario en la mente del consumidor y, sin embargo, es uno de los principales protagonistas de todos los envases. Basta pensar en la enología, donde el corcho puede identificar un vino específico e incluso llegar a determinar sus características, o en el sector cosmético puede realzar la preciosidad del contenido; sin embargo, en todos los ámbitos, el apretado correcto de la tapa es garantía de la calidad de conservación del producto adquirido.

El tipo de tapones puede variar según la estructura: tapón corona, tapón roscado, tapón cápsula, gatillo, dispensador o por material: corcho, sintético, metal, cristal, cerámica o plástico.

Según todas estas variantes, los sistemas de tapado están diseñados para asegurar la máxima calidad de cierre respetando el contenido y el envase.

Los sistemas de tapado PMR cubren una amplia gama de aplicaciones para varios tipos de apriete en los sectores de: cosmética, alimentación, bebidas y en la industria farmacéutica.

Nuestros sistemas también están diseñados en función de la productividad: existen sistemas de banco semiautomáticos para producciones de hasta 500 pcs/h y sistemas automatizados que superan incluso las 2000 pcs/h.

Estas son algunas de las características que distinguen a nuestras máquinas de tapado automáticas:

  • estructura de acero inoxidable 304, si es necesario, en 316;
  • todos los componentes necesarios para el cambio de formato de botella y tapón se fijan con dispositivos de liberación rápida que se pueden reemplazar sin la ayuda de herramientas;
  • los sistemas de control garantizan el perfecto posicionamiento del tapón sobre el contenedor y en caso de un tapón mal colocado o ausente, la botella se desecha y se desvía sobre una cinta transportadora paralela a la cinta transportadora de línea;
  • la alimentación de los tapones puede realizarse mediante distribuidores rotativos mecánicos automáticos o sistemas pick & place;
  • la conexión entre el distribuidor de tapones y la máquina de tapado se realiza a través de canales de transporte horizontales con almohadilla de aire o correas motorizadas;
  • Los elevadores de tapas también están disponibles con tolvas de varios tamaños y, por lo tanto, son adecuados para garantizar períodos de autonomía de diferente duración.

Toda la gama de máquinas de tapado PMR se puede suministrar como máquinas individuales e independientes o combinadas y conectadas con nuestras máquinas de llenado y sistemas de etiquetado. Este sistema de módulos permite implementar el sistema con la máxima flexibilidad de tiempo, para así garantizar siempre una perfecta conexión entre los distintos módulos.